Se atreven a seguir mis locos desmadres...

domingo, 13 de junio de 2010

Te lo vendo en “chinco pechoz”

Dicen que los niños vienen programados con un chip. Yo compro la teoría. También dicen que “el que lo hereda no lo hurta”. Cierto. En mi Reino Hogareño, el Padre de las Criaturas está ligado al mundo de los negocios y las ventas. Y yo, no le podría vender ni una Coca-Cola helada a un turista perdido en el Sahara. ¡Se la regalaría!

De manera que es un hecho el que Mi Hijo Favorito de los Menores tenga el gen de vendedor de su padre.

Rondando los 3 años, cuando ese enano aprendió a hablar, también aprendió a contar… a su conveniencia. Los Reyes Magos le habían traído un Jeep rojo, de batería, con el que paseaba dentro de la casa. Sin licencia de conductor, era normal escuchar los choques contra muebles y paredes, de manera que de vez en cuando, la batería “se agotaba” por obra y gracia de unos cables que se despegaban.

Esos días, al dueño del vehículo le salió la vena comercial:

- “Agüelo, te lo vendo en chinco pechoz”.

Sin embargo, tan pronto Súper Papá -el mecánico- conectó los cables de la batería, se cayó la venta a sobreprecio de un vehículo inservible.

- “Ahora chirve. Ná. Ya na lo vendo ná ”.

(Foto de la Web. Aquél Jeep pasó a mejor vida... sin que se pudiera vender)

12 comentarios:

Rita dijo...

Me gustaría sacar tiempo para otro blog pero creo que no voy a poder, así que te felicito, y me gusta el floripondio, no creas.....
Un beso

aLeVoSia dijo...

jajajajaja ayyy se me hace tan conocido eso!!! mi hijo tiene un carro blanco y tambien se descompone magicamente jajajaja pero el lo cambio por otro que si sirve y ademas caben sus juguetes o_0´claro!! a la mamá del otro enano no le gusto tanto el trueque!! jajajaja

Cassiopeia dijo...

Gracias Rita. De hecho, a mí también me gusta más. El otro era un mazo de hortencias que ocupaba la página entera.
Bienvenida!

Cassiopeia dijo...

Jajajaja...
Ale!
Estos muchachos son tremenditos.
Qué hacer? Mira, la verdad es que tenemos que respirar hondo y pedir luz y entendimiento al Cielo.
No hay de otra...
Besos, Alevosía!!

Daiana Galeano dijo...

jajajaja... sí que era inteligente para su corta edad... me imaginé ese momento!... muy bonita entrada, un abrazo cobertor! :)

Cassiopeia dijo...

Daiana, inteligente, sí; pero más que todo, listín.

Mayo dijo...

Ah pues mira qué astuto el pequeñín. Jajajajjaaaa
Vender el carro, jajajajaa.
Sobre lo que te describes con eso de la cocacola a unturista...somos iguales! yo toy igualita de pésima vendedora, jeje.

Soñadora dijo...

Jajaja, muy buena! Me recordaste al mio de pequeño que sin que lo supieramos alquilaba películas a las profesoras en el colegio!!!!
Besitos,

Cassiopeia dijo...

Mayo, es que estos nenes de hoy... son de antología. Fíjate que vendía si hubiera estado averiado.
Sobre lo otro... te cuento que hice trabajo freelance por poco tiempo porque no sabía facturar (me daba pena que me dijeran ue no tenían dinero)
Hoy ya no soy la misma... jajaja.
Besitos

Cassiopeia dijo...

Sonnadora... que el chiquito le alquilaba a las profesoras!!!
Dime que es empresario hoy dia porque tuvo buen comienzo.

Soñadora dijo...

Cassiopeia , si te cuento lo que es te sorprenderás! Todos pensábamos que sería empresario, y ahora es seminarista y cursa teología en la universidad de Freiburg, en Alemania. Sorpresas de la vida!
Besitos,

Cassiopeia dijo...

Qué crees?
Este enano quiso ser actor, vaquero cura y agricultor...
Son cajitas de sorpresas, pero el tuyo sí que me sorprendió.