Se atreven a seguir mis locos desmadres...

viernes, 18 de junio de 2010

No hay que exorcizar a mi hijito... tan lindo angelito

¿Dije ya que a Mi Hijo Favorito de los Menores le gustaba sorprender/asustar? ¿Dije ya que una de las primera oraciones que aprendió fue “te voy a matar”? Lo que estoy segura de no haber mencionado es la triste realidad de la falta de apoyo familiar de una pareja recién casada y recién estrenada como padres, lejos de los suyos. Eso nos pasó a Mi Pariente Más Cercano y a mí.

Por lo regular llevábamos a los niños a todas partes. Si el momento coincidía con hambrecita de teta, la teta alimentaba, no importa que fuera en una plaza o en el cine. Aún de bebitos viajaron del Caribe a Florida y de Florida a Nueva York, y de allá a Montreal y Quebec. Ya más grandecitos, se hacía difícil levarlos a la bolera, a algunas fiestas y a festivales de cine. Entonces: ¡babysitter al rescate!

Pero no todo fue miel sobre hojuelas. Ellos tenían sus cuidadoras “fagoritaz” y el más exigente era el más enano de los enanos. Algunas babysitters no regresaban por razones lógicas (aunque fueran “excusas baratas”): que si tenían exámenes, que si salían con el novio, que si tenían un resfriado…) otras eran más creativas (que si se casaban, viajaban y tenían que ir de compras... por la noche).

Referida tras referencias, apareció una alternativa que no se iba a casar ni tendría exámenes: una señorita mayor cuya única salida era al servicio religioso un día a la semana. Hicimos planes para que nos cuidara los nenes una noche de Festival de Cine y aprovechamos para ver tres películas seguidas. Había que aprovecharla.

Y, ¡qué bueno que lo hicimos! A nuestra llegada, la señorita me preguntó si el enano más enano estaba bautizado. Yo la miré a los ojos y le contesté en la afirmativa. Seguro que el niño, que dormía como un angelito, le advirtió con mirada aterradora su frase favorita: “te voy a matar”. No lo tengo que jurar: ni ella volvió, ni nosotros volvimos a ver tres películas seguidas.

(Foto, de la Web)

10 comentarios:

Mayo dijo...

Tu crees que le habrá salido con esa frase? noooo creeeeoooooo, jajajajajjajaaaa.

aLeVoSia dijo...

uyyy y yo que aun no encuentro a alguien que le de el ancho a mi bisho.
La cuestion con el es habla un poquito mas que el restoi de los nenes o_0´pero solo un poquito eh?

Cassiopeia dijo...

Ale, traduce (por favor) la primera oracion. No solo no la entiendo, sino que ademas incluye una exquisita palabrota...
Jejeje! Que vivan los distintos españoles de América Latina. Qué sabrosos son!

Blanca dijo...

jajaja, las mil historias de nenes, Cassiopeia, mi rebelde sobrino mayor, el consentido de todos, hasta que lo fueron desbancando los hijos, se lió a golpes con la maestra de kinder,porque no se quería quedar, como a los 4 o 5 años, y le gritaba, p..... suéltame, ( palabra de 4 letras) Ni te digo el bochorno de su madre, jajajaja.Pero el niño si que sabia hablar toditito desde el año y medio, ya le tocaba ampliar por le lado de las vulgaridades, su repertorio. Ups, con la pena, jajaja. Hasta luego amiga.

Cassiopeia dijo...

Ay Blanca, chec varias entradas antes para que te rias (tiene la foto de un parque de niños... no recuerdo el título)... mi mayor se confundió y en vez de decir "hija de puta", dijo "madre de puta"!!!
Que crees?

Cassiopeia dijo...

Mayo... te sorprenderías de lo ha hecho...

JUANGASPAR dijo...

jajajaja, lo que uno se ríe, pero acá en casa, cuando ya pidió mil disculpas a los " ofendidos", jajaja , esa edad, entre los 2 y los 7 casi, es para filmarse de dia y noche, preciosos.
Hasta luego, amiga.

BLANCA dijo...

Nooo, soy Blanca, me olvidé que andaba de Juan Gaspar.

Cassiopeia dijo...

Juan!!! Me estás confundiendo.
Y sí, es para filmarlos... el problema es que salen las carcajadas de los camarógrafos!!

Cassiopeia dijo...

Lo ves? Me confundes! Juan Blanco?
Besitos