Se atreven a seguir mis locos desmadres...

sábado, 23 de julio de 2011

Grrrrr “Gata Salvaje” en Mute

“Culebrones”, le dicen en España. Acá, honestamente, la palabra suena a cosa fea. Nosotros le decimos “novelas”. Y “noveleros”, tanto a los chismosos como a los “culebroneros”.

De todas formas, les cuento a ustedes -Hijos de mis hijos y nietos de mi esposo- un capitulo feo y cochino de nuestra historia familiar.

Al asumir el mando de la cocina para que nuestros hijos y yo no muriéramos de hambre al llegar a casa en las noches, mi esposo encendía un pequeño televisor para “no sentirse solo”. Entre las 7:00 y las 9:00 de la noche casi todos los canales pasaban novelas de amor, de despecho, de falsas ilusiones; de epoca, en escenarios naturales, fastuosos o low budget; sensuales, idiotas; con buenos actores, con aspirantes a camerinos… en fin…

Hubo una época en la que “Gata Salvaje” y coincidía con nuestra llegada a casa. Revoltosos y dispuestos a seguir con la serie de bromas que mantuvimos para sobrevivir el congestionado trayecto, los chicos y yo eliminábamos el volumen del culebrón (¡ya me gusta la palabra!), y con la tele en mute, nos inventábamos las voces y los parlamentos más absurdos. Nos reíamos tanto que su padre no se molestaba.

Si la pareja se iba a besar, decíamos atrocidades como “mi amor, no usaste Listerine y la boca te apesta a cebolla cruda con sardinas en aceite de oliva”; si se abrazaban, “eso es mi amor, límpiate los mocos en mi cuello, se siente delicioso”.

En la cocina, las cochinadas eran pura herejía; así que el jueguito no se extendió por mucho tiempo… so pena de matarnos de hambre.

Sin embargo, todavía nos miramos a los ojos, encorvamos los dedos como garras, los arrastramos suavemente por el pecho del que esté más cerca… y decimos “grrrrr… gata salvaje”. ¡Qué mal! Hasta donde yo tengo entendido, son los perros los que dicen “grrrrr”. Pero como es en mute… ¡no importa!

¡Larga vida a los noveleros-culebroneros de casa!

6 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Serán más divertidos tus diálogos que los originales creo yo porque a pa´ ridículeces que dicen en los culebrones.


besos Amigocha.

Las recetas de Abunany dijo...

jajajaaja yo hace muchos años era adicta a la telenovelas .

Pero ocupé el tiempo a las manualidades que me hacian entretener mas .Ahora la verdad que ni pruebo ver si me enganchan .

Estaría bueno para hacer lo que ustedes , pero mis hijos ya estan mayores jajaaja.

Un beso , cuidate y feliz finde .
Nancy

Cassiopeia dijo...

Amigochísima, imagínate lo que disfrutamos ante la mirada atónita del Padre de las Criaturas!
Pobres niños, hijos de una demente, cínica e irreverente como yo!!!
De la que se han salvado los nietos de mi digno esposo!

Cassiopeia dijo...

Nancy, creo que mientras mayores sean, mejor!

Me cuentas!

Soñadora dijo...

Jajaja Cassio, que buenos momentos han de haber gozado con esos parlamentos!
Acá solemos decirles "telelloronas"!

Besitos,

Cassiopeia dijo...

En casa, muchas son para llorar de la risa...
pero checa la nueva entrada, Soñadora, que es de una novela que sedujo a todos los Residentes de la A#10
jajaja!