Se atreven a seguir mis locos desmadres...

lunes, 30 de enero de 2012

Vacaciones con Mad Men

Se acabaron las Navidades, los Reyes, las Octavitas, los Octavones y el desmadre de las Fiestas de La Calle San Sebastián, en el Viejo San Juan. También terminó el receso académico de Mi Hijo Favorito de los Menores. El chico dejó atrás el frío y llegó a casa a buscar el calentito hogareño, y a ayudar en las engorrosas tareas de guardar los adornos navideños y desarmar el belén.
Nos había anticipado que esas serían sus últimas vacaciones de más de un mes en casa. Y le creímos porque se gradúa en mayo próximo y ya empieza a trabajar en julio. El descarado, se aprovechó de la ternura acumulada de sus padres, y no recogía el cuarto. Con lo que no contaba fue que su único hermano no toleraría el desmadre que dejaba en el baño ni los escandalosos conciertos de salsa en la estación digital de Pandora. Al parecer, tampoco contaba con que esta chatita le recordara que tenía que “reportarse con megadosis de besos” a la hora que llegara de las juergas. Tampoco le permití –bajo ningún concepto- practicar trompeta dentro de la casa. Bueno… eso ni se le hubiera ocurrido. Sólo practicó con la boquilla, para confirmar lo que le habíamos dicho, dicho: que no dejara de practicar, que lo haría bien porque hay cosas que no e olvidan.
A pesar de que las viejas reglas continúan, el chico se dio muchos lujitos: tuvo a su disposición el viejo Jeep que estuvo a punto de venderse para piezas; hizo deportes extremos en distintos puntos geográficos; tomó un curso intensivo de salsa a nivel intermedio; y acceso a una matrícula económica en el gym que visita su hermano.
¿Lo más sabroso? No perdió la costumbre de sentarse a mis pies para ver “maratones” de películas y series de televisión mientras yo le daba masajes “de mami” en la cabeza y la espalda. “Mad Men” fue una. Era su favorita y la vimos completa en menos de una semana. Así, por razones obvias, me tomé unas vacaciones bloggeras. Hoy regreso a la realidad con los recuerdos musicales de Mad Men (nótese que no incluye trompetas... creo).


1 comentario:

Natalia dijo...

Como todas las producciones de HBO,Mad Men tiene el sello de calidad, lo cual no garantiza el éxito en los niveles de audiencia, pero aún así y a pesar de ser catalogada como una serie lenta, para mi es una de las mejores producciones de nuestra generación.Me sobran elojios para esta serie que además de tener una exclente eestética y elenco, cuenta con lo más importante para tener rating, una historia muy bien fundamentada y excelentemente bien construida.